Varios trabajadores de crematorios chinos afirman que la cifra de muertos por coronavirus es mayor

Trabajadores del crematorio de la ciudad de Wuhan, en China -lugar donde se originó el coronavirus- señalan que están llegando los cuerpos de los fallecidos de los hospitales sin identificación. Esto confirmaría las sospechas del doctor Cavadas sobre la falta de transparencia de parte de las autoridades chinas.

Hasta ahora, se han reportado 213 fallecidos en China por esta enfermedad, para muchos especialistas esta cifra es muy baja considerando la facilidad para contagiarse con este virus.

Aunque se sabe que China informó del avance del coronavirus desde sus comienzos, muchas autoridades consideran que el país asiático esta mintiendo sobre la cifra real de fallecidos por el virus.

William Yang, corresponsal del periódico Deustche Welle en el este de Asia, señaló en una emisora de radio neozelandesa que diversos medios de China ya están informando que el gobierno de Xi, estaría ocultando información sobre el número de fallecidos. Para ello, incinera los cuerpos contagiados sin registrarlos.

Si esto se confirma, se estaría hablando de la desaparición de muchos cadáveres cremados sin advertir las verdaderas causas de sus decesos y de dar cuenta a sus familiares de la perdida. «Hay, por lo menos, más de 30 cuerpos que no han sido procesados», dijo Yang a EFE, asegurando que el número real de fallecidos es mayor a 300.

Según Yang, el gobierno chino habría tomado esta decisión -ocultar el verdadero número de fallecidos- para no crear caos sobre el virus que en la actualidad ya ha infectado a unas 9.841 personas a nivel mundial.

Mientras tanto, varios países han iniciado los trámites de repatriación de sus ciudadanos que se encuentran en el país asiático para llevarlos a sus territorios y desde ahí tratar la enfermedad. Pero China señala que esta decisión puede ser muy peligrosa teniendo en cuenta el “alto nivel de contagio”.

¿Pero, qué le hace esta enfermedad al cuerpo?

Un estudio que se realizó a los primeros 99 pacientes atendidos en el Hospital Jinyintan, en Wuhan, y fue publicado el último jueves en la revista médica The Lancet, señala lo siguiente:
Que estos 99 pacientes llegaron al centro de salud con neumonía: sus pulmones estaban inflamados y los alveolos, los pequeños sacos donde el oxígeno pasa del aire a la sangre, se llenaban de agua.

Otros síntomas fueron:

 82 tuvieron fiebre
 81, tos
 31, dificultad para respirar
 11, dolor muscular
 9, confusión
 8, dolor de cabeza
 5, dolor de garganta

Las primeras víctimas

El primero, fue un hombre de 61 años, tenía una neumonía severa cuando llegó al hospital, (también tenía dificultad respiratoria aguda), es decir, sus pulmones no podían proporcionar suficiente oxígeno a sus órganos para mantener vivo su cuerpo.

A pesar de que le pusieron un ventilador, sus pulmones fallaron y su corazón dejó de latir. Murió 11 días después de ser admitido.

Un segundo paciente, un hombre de 69 años, también tuvo síndrome de dificultad respiratoria aguda cuando fue internado. Estuvo conectado a un pulmón artificial o ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), pero no fue suficiente. Perdió la vida a causa de una neumonía severa y shock séptico cuando su presión sanguínea colapsó.

Trabajadores del mercado

El estudio indica que el virus tuvo su origen en los animales vivos vendidos en el mercado de mariscos de Huanan, en Wuhan, y es que tienen fuertes razones para señalarlo. De los primeros 99 pacientes, 49 tenían una conexión directa con el mercado, 47 trabajaron ahí, ya sea en tareas administrativas o atendiendo en los puestos; mientras que 2 eran compradores.

Los más afectados

La mayoría de los 99 pacientes tenían una edad promedio de 56 años, y 67 de ellos eran hombres. Sin embargo, cifras más recientes sugieren una distribución de género más uniforme.

Enfermedades previas

La investigación, aseguró que, la mayoría de los 99 pacientes tenía otras enfermedades que pueden haberlos hecho más vulnerables al virus como «resultado de sus funciones inmunes más débiles».
Señalaron que 40 tenían el corazón debilitado o vasos sanguíneos dañados debido a afecciones como enfermedades cardíacas, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular. Además, que otros 12 pacientes padecían diabetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *