Un turista irá a juicio por dañar la ciudadela de Machu Picchu y otros cinco serán deportados

Luego de que se conociera que un grupo de turistas dañara Machu Picchu el último domingo, cinco de los seis visitantes serán deportados y el sexto irá a juicio por intentar extraer una de las piedras de la ciudadela inca.

Se trata de Nahuel Gómez, (28 años) de nacionalidad argentina, junto a la francesa Marion Lucie Martínez (de 26), el chileno Favián Eduardo Vera (30), los brasileños Cristiano Da Silva Ribeiro (30) y Magdalena Abril (20) y el también argentino Leandro Sactiva (32).

Gómez admitió ante las autoridades que logró extraer una piedra de un muro de la ciudadela, pero esta cayó desde aproximadamente de seis metros causando una “hendidura en el piso” del Templo del Sol.

Cabe indicar que, dañar el patrimonio cultural tiene una pena de al menos cuatros, según la ley peruana.

Mientras cinco de los seis turistas permanecen detenidos en la Unidad de Seguridad del Estado de Cusco, a menos de 100 kilómetros de Machu Picchu, esperándo la decisión de las autoridades migratorias y del Poder Judicial.

Un efectivo de la Policía Nacional, aseguró a la agencia de noticias AFP que estos cinco detenidos serán deportados, pero que aún se desconoce la fecha.

Las autoridades informaron que estos seis turistas ingresaron el sábado a la ciudadela y se ocultaron de ellas para quedarse por la noche -siendo que está es un zona prohibida-.

Los jóvenes detenidos habrían ingresado a las zonas restringidas de Machu Picchu y dañaron las instalaciones de la ciudadela inca, la cual está construida a base de bloques de granito con una antigüedad de seis siglos. Parte de la construcción tiene el acceso prohibido para favorecer su conservación.

La Dirección Regional de Cultura de Cusco aseguró además que algunos de los seis turistas defecaron en el lugar sagrado.

La ciudad de Machu Picchu se asienta sobre la cima de una montaña de 2.400 metros en el sureste de Perú y fue “descubierta” en 1911 por el explorador estadounidense Hiram Bingham, aunque algunos lugareños ya conocían su existencia.

La Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1983, y en 2007 fue elegida como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno en una encuesta mundial en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *