Merino señala que sus familiares son los que deben cumplir con la Ley de Contrataciones y no él

Luego de conocerse las contrataciones de los familiares de Manuel Merino de Lama —presidente del Congreso— con el Estado, este señaló que los que debieron informar eran sus mismos familiares que él era parlamentario (2011-2016), además que estos son los que debieron también cumplirla norma, la cual los impide de hacerlo.

Al ser consultado por “no tomar las precauciones” con los miembros de su familia sobre la Ley de Contracciones dijo en RPP: “Yo no tengo que cumplirla, pero en este caso, quien tiene que cumplirla son los familiares. Yo soy un congresista y no estoy cometiendo ningún error, ninguna falta”.

Como se sabe, Punto Final reveló que los familiares del actual presidente del Congreso, Marco Antonio Merino y Elba Merino, y su madre, Elba de Lama, contrataron con el Estado entre los años 2011 y 2016, cuando cumplía la función de congresista.

“No he tenido ningún tipo de injerencia. Sí, es cierto que hay una limitante, naturalmente quien tiene que responder son ellos (los familiares) porque a ellos les corresponde. Pero debo precisar que no hubo uso de influencia, no es que un congresista llamó para que ellos puedan ejercer un cargo”, manifestó Manuel Merino.

El congresista de Acción Popular argumentó que no dio cuenta de información porque no tenía conocimiento de ello.
“Yo nunca he sabido, cada uno es independiente, con su vida. No puedo estar preguntándole a ellos cómo ganan su plata (…) Ellos son los que han hecho la contratación, no Manuel Merino. No podría. Tengo 6 hermanos, cada uno ha hecho su vida”, añadió.

Manuel Merino dijo señaló esta denuncia periodística busca afectar su imagen porque este es un tema que en su momento ya se vio, aseguró que no es pasible de evaluarse en la Comisión de Ética o la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales. “El caso mío no corresponde a Ética. Nosotros ya hemos sometidos (a investigaciones). Este es un refrito”, aseguró.

Finalmente, reiteró su respaldo a ley que exime a los parlamentarios de presentar la Declaración Jurada de Intereses como el resto de funcionarios, para que lo hagan ante la Contraloría General de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *