Los favores al estilo Richard Swing en el Estado

La contratación del cantante Richard Swing es solo la punta de iceberg en los ministerios y es que el cuestionado músico ingresó a la cartera de Cultura durante la gestión de Patricia Balbuena —cuando Martin Vizcarra asumió como presidente de la República en 2018—. Balbuena hoy se desempeña como Viceministra de Prestaciones Sociales en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, y está involucrada en otros irregulares contratos en los diversos cargos que ha ocupado en el Gobierno.

De acuerdo al artículo de Lima Gris, Balbuena llega al Gobierno en el 2013, cuando la entonces ministra de Ollanta Humala, Diana Álvarez Calderón, la designa como Viceministra del Ministerio de Cultura, cargo que ocupó desde noviembre del 2013 hasta agosto del 2016.

No pasó mucho tiempo en el puesto para ser denunciada por un acto irregular. Esta tiene que ver con la empresa vinculada a Luis Felipe Wenceslao Villacorta Ostolaza, Arqueo Andes S.A.C, y es que la misma ganó el proceso de Adjudicación simplificada N° 034-2018/MC, por un monto de S/ 359, 337, 49 soles. Acto que generó la salida de varios funcionarios, tras el reportaje de Panorama.

Tras ello, vino otra denuncia sobre una irregular contratación que refiere al 16 de octubre de 2018. Refiere que Patricia Balbuena designó como Directora General de la Oficina General de Recursos Humanos del Ministerio de Cultura a Lita Aimé Verástegui Soto. Todo estaría bien sino fuera porque esta última tenía una denuncia por fraude contra el Banco GNB Perú, por un monto que asciende a los 12 millones de soles.

Esto sucedió cuando Verástegui Soto se desempeñó como Directora de la Oficina General de Recursos Humanos en SERFOR, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), en el 2015. Sin esclarecerse este asunto Balbuena la contrató en el Ministerio de Cultura.

El señalado medio hizo la denuncia, que llevó a la salida de Lita Verastegui y la renuncia de Balbuena, a fin de evitar la interpelación del Congreso por este caso.

Pero Balbuena no se fue lejos, ya que fue reclutada otra vez por el Gobierno de Vizcarra (en enero del 2019) donde se codeó con el mismo presidente de la República al asumir el cargo de Asesora del Despacho Presidencial.

Meses después (en junio), Balbuena es designada Jefa de la Oficina de Cumplimiento de Gobierno e Innovación Sectorial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Al mismo tiempo, vuelve Lita Verástegui Soto (a quien Balbuena contrató en el ministerio de Cultura), esta vez se desempeñó como Coordinadora de Incorporación y Desarrollo bajo el régimen CAS, en una institución que corresponde al Ministerio de Educación, en el PRONABEC. Y tras otra denuncia ella renunció al cargo inmediatamente.

Mientras Patricia Balbuena se desempeñaba como Asesora en el Despacho Presidencial, también fue designada miembro del Directorio de CORPAC.

Esto sucedió cuando Apoloni Quispe era Presidente del Directorio de Corpac. Este último previamente se desempeñó como Viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales durante la gestión de Balbuena, y dejó el cargo tras desatarse un escándalo de corrupción que vinculó al viceministro Felipe Wenceslao Villacorta Ostolaza.

Martín Vizcarra también está relacionado con Balbuena en un acto irregular

El año pasado se conoció que el presidente de la República Martín Vizcarra tenía una propiedad en Moquegua, que fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación en 1988, se trataba de una casona que perteneció a su familia hace 4 décadas.

Como se recuerda, hace solo unos meses el Ministerio de Cultura le retiró a dicha propiedad el estatus de Monumento Cultural a esta edificación a fin de que pueda ser demolida y reconstruida “por su dueño”.

Jorge Antonio Apoloni Quispe, exviceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, estampó su firma en el documento que —no lleva del mandatario— donde se le quita dicho estatus a esta propiedad, el 20 de junio de 2018. Esto sucedió cuando Patricia Balbuena era la cabeza del ministerio de Cultura.

Patricia Balbuena y Jorge Apoloni Quispe tienen una amistad de años anteriores, y esto responde a la designación Balbuena en CORPAC; ya que ocurrió cuando este lidera la institución. El acto de la casona en Moquegua que favoreció al jefe de Estado les dio la oportunidad de seguir escalando cargos en el Gobierno.

En junio del 2019, Balbuena formó parte del directorio de SEDAPAL, cargo en el que se desempeña hasta la actualidad y a la vez ejerce funciones en el MIDIS, ministerio desde donde se hacen las entregas de los bonos económicos para las familias más pobres del país, en esta emergencia sanitaria.

Por su parte, Apoloni (en 2019) asumió como Jefe de Gabinete de Asesores del Despacho Ministerial del Ministerio de Vivienda y posteriormente formó parte también del directorio de SEDAPAL, cargo en el que se sigue desempeñando.

La cereza del pastel es que varios integrantes de la familia de Patricia Balbuena también trabajan para el estado. Miguel Rodríguez Hernández, su esposo, forma parte del equipo del Ministerio de Educación y Fernando José Balbuena Palacios, su hermano, trabaja en la Contraloría General de la República, así lo indica la Declaración Jurada que refiere Lima Gris.

Pero Lita Aime Verástegui Soto, volvió a ser requerida en plena cuarentena, el 30 de marzo del 2020, cuando la viceministra Patricia Balbuena la designa como Jefa de la Unidad de Recursos Humanos en el Programa Pensión 65 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Todo lo expuesto, evidencia que Patricia Balbuena, actual Viceministra del MIDIS, ha realizado irregulares contrataciones como la más recientemente conocida con Richard Swing, quien ingresó a su despachó en el Ministerio del Cultura para quedarse hasta hace solo unos días, el pasado 14 de setiembre del 2018. Lo que hace pensar que habría más sorpresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *