Exhortan al Gobierno no quedarse de «brazos cruzados» y actuar ante el cobro de pruebas moleculares

La excandidata presidencial, Verónika Mendoza, criticó el alza astronómica en el precio de los balones de oxígeno “al precio que les da la gana” por parte de las grandes empresas privadas en medio de la pandemia que vive el país. Del mismo, criticó los cobros en la toma de muestras moleculares en clínicas privadas cuando el diagnóstico de estas era realizado en el Instituto Nacional de Salud (INS) de manera gratuita.

“El Ministerio de Salud debe tomar control de todos los establecimientos de salud públicos y privados y se debe fijar precios máximos a los medicamentos e insumos indispensables para salvar la vida de la gente, y frenar abusos de oligopolios en salud”, escribió en su cuenta de Twitter.

Esto luego de conocerse un informe de la Contraloría General de la República, que señala que 19.476 pruebas moleculares de coronavirus fueron enviadas por establecimientos de salud privados, para su diagnóstico, al Instituto Nacional de Salud (INS), el cual lo realizó de manera gratuita.

Seis de las clínicas aludidas informaron a la Contraloría que cobraban entre S/.422 y S/.576 la realización de la prueba molecular de COVID-19, que posteriormente enviaban al INS.

Ante esto, la excongresista de izquierda, pidió al Gobierno “no quedarse de brazos cruzados”, ya que sus esfuerzos se han evocado a “salvar bancos y grandes empresas”.

“No estamos en tiempos normales sino en la más grave crisis sanitaria y económica de los últimos tiempos, el Gobierno no puede quedarse de brazos cruzados ante esto, sino, ¿para qué decretó estado de emergencia, señor presidente (Martín Vizcarra)? ¿O era solo para salvar bancos y grandes empresas?”, cuestionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *