Defensoría: investigación a clínicas privadas es la punta del iceberg

Alicia Abanto, adjunta de Servicios Públicos de la Defensoría del Pueblo, dijo que la investigación de la Contraloría de la República sobre el cobro de las pruebas moleculares cuando eran diagnosticados gratuitamente por el Instituto Nacional de Salud es solo la punta del iceberg. Pidió a dicho organismo siga con sus pesquisas para conocer el actuar de estos centros hospitalarios a lo largo de la pandemia.

Dicha investigación, indicó, debe abarcar el desempeño de las clínicas privadas en el contexto de la pandemia del covid-19 y determinar con claridad el rol de supervisión de SuSalud.

Indicó que corresponde a la Contraloría (que reveló la información en la víspera) seguir investigando y, en su momento, el Ministerio Público podría evaluar iniciar pesquisas en la medida que se conozca más sobre el papel que han tenido tanto las clínicas como Susalud en esta pandemia.

De igual forma, remarcó que tiene que cambiar la cultura del secreto y de no colaborar con las investigaciones, al recordar que nueve clínicas no respondieron a la Contraloría y no mostraron los precios que cobraron a miles de personas y que Susalud tampoco respondió.

Al tratarse de un servicio de salud, subrayó, las empresas privadas tienen que distinguirse por la transparencia y colaboración.

«Es inadmisible que en un contexto de pandemia no se brinde información a los usuarios. Tiene que haber información disponible en tiempo real sobre los precios de clínicas a usuarios», enfatizó en Panamericana Televisión.

Abanto precisó que esto último no implica un control de precios sino un derecho a la información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *