Contraloría suspende todos los procesos de adquisición para ser revisados

El contralor general Nelson Shack Yalta informó que desde hoy lunes fueron suspendidos todos los procesos de adquisición en esta entidad con la finalidad de que sean revisados.

Aseguró que se han dado todas las facilidades y la información requerida a la fiscalía y a Auditoría Interna del organismo de control para realizar una investigación célere y transparente sobre la compra de mascarillas y alcohol gel denunciados por los medios de comunicación.

“Esperamos que pronto se den a conocer los resultados”, indicó tras realizar una inspección en el hospital Hospital Víctor Larco Herrera, en el marco de la emergencia sanitaria por el covid-19.

“Nosotros somos los primeros interesados en que esta situación se esclarezca y se determine las responsabilidades a que hubiera lugar”, refirió Shack.

Asimismo, recordó que el funcionario responsable del área de Abastecimiento fue separado del cargo y que se realizará una prueba del polígrafo a todos los miembros de esa Unidad Orgánica.

Shack, acompañado de un equipo de auditores, llegó al referido hospital para conocer las condiciones en las que laboran los profesionales de la salud, así como las medidas de prevención y tratamiento que reciben los pacientes con problemas de salud mental que han contraído covid-19.

Explicó que los auditores están verificando las medidas de aislamiento de los cerca de 50 pacientes con problemas de salud mental con covid-19.

“Estamos aquí para saber cuáles son las condiciones de los protocolos de bioseguridad, cómo están llegando los Equipos de Protección Personal (EPP) y sobre todo, como se está ejecutando la parte presupuestal que ellos tienen asignado por el covid-19”, afirmó.

“Todos estos pacientes viven aquí y desde que empezó la cuarentena no pueden recibir visitas de sus familiares”, señaló.

El contralor se reunió con personal administrativo y médico del Hospital Larco Herrera, quienes solicitaron que se incremente la entrega de Equipos de Protección Personal, con la finalidad de salvaguardar la salud de los profesionales de la salud y el nivel de bienestar de los pacientes.

“Nos han informado que todos son casos leves y en muchos casos se tratan de naturaleza asintomática. La ventaja de un hospital de esta naturaleza es que tiene espacios grandes, por lo que es posible contar con la posibilidad de separarlos y mantener las distancias de aislamiento social establecidos”, refirió.

Precisó que en el hospital trabajan alrededor de 600 personas, de los cuales, cerca del 50% se encuentra laborando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *