Un crucero con enfermos que pasa cerca a las costas de Perú busca desesperadamente un puerto donde atracar

Un crucero con más de 1,800 pasajeros, 42 de ellos con enfermedades gripales cruza el norte de Sudamérica, rogando un puerto para atracar en medio de una región que ha cerrados sus fronteras para evitar la propagación del COVID-19. “Claman no ser olvidados”.

Se trata del crucero Zaandam, de la empresa Holland America, que zarpó el 7 de marzo en Buenos Aires con San Antonio, en la costa central de Chile, como destino final. Ante las medidas que vienen tomando los Gobiernos por la amenaza que suscita el coronavirus la empresa decidió poner fin a su trayecto, informó la agencia AFP.

El 14 de marzo pidieron atracar en Punta Arenas, al sur de Chile, a fin de que sus 1,243 pasajeros y parte de los 586 tripulantes pudieran volver a sus países de origen.

“A pesar de las confirmaciones previas de que los huéspedes podían desembarcar en Punta Arenas para tomar vuelos, no se nos permitió hacerlo”, dijo Holland America, del grupo Carnival.

Pero, «Chile cerró todas las fronteras durante 14 días y escuchamos que un barco que logró atracar en Punta Arenas fue recibido por los lugareños arrojando piedras», publicó Dimiti y Neil Bate (una pareja de australianos) que aborda el Zaandam, en su cuenta de Facebook.

Mientras el mundo toma acciones para evitar la propagacipon del COVID-19, la tribulación advirtió que hay varios pasajeros con síntomas de enfermedades respiratorias.

«Como es temporada de gripe y las pruebas Covid-19 no están disponibles a bordo, en este momento es difícil determinar la causa de estos numerosos casos», señaló la empresa, que tiene 42 pasajeros con estos síntomas.
«Son tiempos de pruebas. No nos olviden», agregaron los Bate.

Luego que el Zaandam no pudo atracar en Punta Arenas, pasó por puerto de Valparaíso anclado entre el 20 y 21 de marzo donde obtuvo provisiones, más no se le permitió desembarcar porque Chile ya había cerrado sus fronteras tanto por aire, mar y tierra el último 18 de marzo.

Siguió su rumbo por el norte y hoy llegó a las costas de Perú, donde le señalaron que no podía atracar dado que los “buques con personas con epidemias o enfermedades infecciosas no pueden llegar”, al país les señalaron fuentes oficiales en Lima en condición de anonimato tras señalar el cierre de sus fronteras el 17 de marzo.

Ahora la empresa espera «proceder a Fort Lauderdale, Florida, para llegar el 30 de marzo». «Todavía estamos trabajando para asegurar una reserva para transitar por el Canal de Panamá» y revisando «opciones alternativas», indicaron.

La empresa indicó que su «intención es proceder a Fort Lauderdale, Florida, para llegar el 30 de marzo». «Todavía estamos trabajando para asegurar una reserva para transitar por el Canal de Panamá» y revisando «opciones alternativas», apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *