‘Reloj del Apocalipsis’ marca 100 segundos para el fin

De acuerdo al Boletín de Científicos Atómicos estamos más cerca que nunca del fin del mundo. Y es que los especialistas informan cada año cuántos minutos quedan para la “llegada del fin”.

A través del denominado ‘Reloj del Apocalipsis’ que es una forma metafórica de expresar el tiempo que nos queda en el planeta antes de que como humanidad nos aniquilemos, según indican sus creadores.

Este simbólico reloj que en este 2020, por primera vez cuenta con solo segundos nos pone en alerta. Indican que unos 100 segundos nos separan para el final, aunque no se sabe cuánto tiempo esto abarca.

En 1947 fue creado y a partir de ahí se adelanta ya traza año a año en dependencia del estado del planeta. En la década de los 90 contaba con 17 minutos para el Apocalipsis. Ahora -solo segundos- no quedan sumado a la crisis del cambio climático.

¿Cómo funciona el ‘Reloj del Apocalipsis’?

Inició siendo un indicador de la Guerra Fría, con el que se buscaba expresar lo cerca que estábamos de acabar con la civilización debido a una guerra termonuclear.

Este era el único factor que movía el minutero del reloj. Con los años nuevos factores se han ido incluyendo (a medida que el riesgo nuclear descendía), una de ellas la emergencia climática.

Los avances de la tecnología artificial o la biotecnología son otras de las amenazas que para los científicos del Boletín de Científicos Atómicos se comparan con el riesgo de una guerra nuclear y el cambio climático. Estas son solo algunas de las amenazas que tiene en cuenta el ‘Reloj del Apocalipsis’.

La fecha del Apocalipsis

Desde el 2007, la emergencia climática ha sido considerada uno de los factores del reloj. El riesgo de una guerra atómica fue el factor que más ha influido en el movimiento de sus manecillas.

En 1953 se redujo hasta los dos minutos ante la creciente tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En 991, llegó a su punto más alto con 17 minutos. Luego que George Bush (padre) y Mijaíl Gorbachov firmaran el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas.

Anders Sandberg, investigador de la Universidad de Oxford, explica que el ‘Reloj del Apocalipsis’ no es una medida del tiempo, de la probabilidad o de la distancia, sino una medida de la necesidad de actuar de las personas.

Refleja más un nivel de preocupación que existe (no de forma coherente en algunos casos) que un riesgo real que podamos cuantificar. Sea como sea, hay muchos datos más precisos que nos alertan del cambio climático que un reloj estático marcando 100 segundos para el día del fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *