¿Qué es la exóstosis y cómo podemos prevenirla?

La exóstosis u ‘oído de surfista’ es el crecimiento anormal del hueso en el oído externo debido al contacto continuo con el agua y/o vientos fríos. Los deportes acuáticos y carreras que abarcan estar en constante contacto con el agua o estar en zonas muy frías podrían alterar el oído, causando desde infección de oídos u otitis hasta una intervención quirúrgica.

Esta enfermedad hace crecer el hueso del conducto auditivo externo por el contacto frecuente con el agua o vientos fríos. Prácticas como el surf, piragüismo, navegación, submarinismo, esquí, entre otros, favorecen la aparición de infecciones de oído que pueden llevar, si no se trata debidamente, a la pérdida de audición; e, incluso, a la obstrucción del conducto auditivo por el crecimiento excesivo del hueso.

La exóstosis es asintomática, por lo que se descubre recién durante una revisión médica de oídos. La enfermedad se produce lentamente y en pocas ocasiones se torna un problema grave.

El tratamiento en casos leves es la limpieza de oído que se debe hacer de forma periódica además de utilizar gotas secantes de alcohol boricado en los oídos para secar el canal auditivo después de la exposición al agua o al frío. Hay que tener siempre en cuenta secar bien los pabellones auditivos y la zona accesible del conducto con la punta de un paño limpio, también se puede utilizar secador.

Cuando se esta en el agua el uso de tapones en los oídos y gorro ayudarían a cuidarlos. Cabe indicar, que existen gorros que permiten dejar pasar el sonido pero no el agua.

La primera medida de prevención es mantener una revisión auditiva que permita despejar la existencia o no exóstosis ya que si el trastorno ya se ha presentado utilizar tapones podría ser contraproducente al impulsar el cerumen, descamación o residuos hacia el interior del oído.

Si no hay riesgo es clave utilizar tapones y, sobre todo, gorros de protección. Luego de una práctica deportiva es imprescindible secar los oídos con un paño limpio, con un secador y/o con alcohol boricado, este no debe ser irritante ya que podría afectar los oídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *