Nicolás Maduro admite que «hay cosas que no funcionan» en su gestión, y que «no todo es culpa de Trump»

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tuvo un momento de honestidad durante su discurso ante el Tribunal Supremo de Justicia al admitir -por primera vez- que la situación que vive su país no todo culpa de los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, o el de Colombia, Iván Duque, sino de él. Pidió “levantar una gran fuerza ética, moral y espiritual para cambiar todo lo que está mal en Venezuela”.

“No nos autoengañemos, es hora de aceptar que aquí hay cosas que no funcionan, no por culpa de Donald Trump sino por nuestra culpa y debemos cambiar todo lo que está mal”, admitió. “Y es ahora, debemos cambiar a Venezuela”, dijo en parte de su disertación.

Sin embargo, la autocrítica fue fugaz al no ahondar en los problemas que atraviesa el país como, por ejemplo, no se pronunció sobre la desnutrición, la escaza asistencia médica, así como de insumos, tampoco habló de la hiperinflación y menos de las violaciones a los derechos humanos.

En la reunión que se llevó a cabo el último viernes, adelantó sus planes para reformar la Justicia, para ello, pidió a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) -grupo que solo la integran oficialistas- una “reforma profunda” del poder judicial, a fin de cambie las “estructuras” y “postulados” de la administración de justicia en el país.

«Que la ANC asuma y nombre una alta comisión para hacer una reforma profunda del poder judicial (…) y llevar a un cambio de todas las estructuras», señaló el mandatario en la ceremonia de instalación del año judicial, frente a los magistrados del Tribunal Supremo (TSJ).

La solicitud la hizo a Diosdado Cabello, número 2 del régimen y presidente de la ANC, durante el acto donde ambos estaban presentes, le indicó conformar una “gran comisión reorganizadora del todo el sistema de justicia” que cambie “sus postulados y al sistema de justicia de manera integral”.

«Expreso el sentimiento de la gente que quiere más y mejor justicia (…) una mejor Fiscalía», dijo para luego felicitar al fiscal general, Tarek Saab, y al presidente del TSJ, Maikel Moreno, por lo que, según él, hacen un «gran trabajo» hasta ahora.

La ANC, es una institución no reconocida por numerosos países, y que ha sido señalado de origen fraudulento por la oposición, pese a todo ha concretado varias de las propuestas de leyes hechas por Maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *