Los murciélagos y las serpientes podrían ser los trasmisores del coronavirus

El coronavirus que ha causado la muerte de 17 personas en China y ha alertado al mundo podría tener su origen en los murciélagos o serpientes, según un análisis genético del patógeno.

Esto se atribuye por el examen de la secuencia del genoma del virus, liberado por las autoridades a raíz del brote, y dos estudios señalan el papel probable de los murciélagos en esta emergencia.

Este martes, se publicó un estudio en la revista Science China Life Sciences, patrocinado por la Academia China de Ciencias de Beijing, el cual analizó las relaciones entre la cepa y otros virus.

Descubrieron que el coronavirus que surgió en la ciudad de Wuhan tenía vínculos con una cepa que existe en los murciélagos.

“El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV (coronavirus) sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque sigue siendo probable que haya huéspedes intermedios en la cascada de transmisión de murciélagos a humanos”, señalaron los investigadores en el reporte.

El miércoles, otro estudio publicado en el Journal of Medical Virology señala a las serpientes como el posible culpable del coronavirus.

“Para buscar un reservorio potencial de virus, hemos llevado a cabo un análisis exhaustivo de secuencias y comparaciones. Los resultados de nuestro análisis sugieren que la serpiente es el reservorio de animales de vida silvestre más probable”, indica la investigación.

Sin embrago, los especialistas advierten que sus conclusiones requieren “una mayor validación mediante estudios experimentales en modelos animales”.

Hay que indicar que, los estudios aun no explican como se trasmitió el virus de los animales a los humanos. Pero si dan alcances a las autoridades de salud quienes están en la búsqueda de la fuente del brote que ha levantado las alertas en el mundo tras conocerse de posibles casos en diversos países, por ejemplo, en uno tan alejado de Asia como es Estados Unidos.

El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, en inglés) relacionó al consumo chino de carne de civeta, un mamífero carnívoro.

China y otros países asiáticos consumen especies exóticas a las que consideran “un manjar”, animales como la civeta, algunas ratas, y murciélagos, a quienes les señalan como fuentes de beneficios a la salud aun no probados por la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *