¿Le falta energía? Descubra como obtenerla

Para que el cuerpo desarrolle sus funciones con normalidad necesita “energía”. Pero poco sabemos cómo hacer para que esta se desarrolle en nosotros y evitar que la fatiga gane terreno.

Debemos saber primero, qué alimentos nos proporcionan energía. Estos se dividen en tres macronutrientes, los cuales están presentes en los alimentos: carbohidratos, proteínas y lípidos.

Teniendo en cuenta que el proceso digestivo hace que estás moléculas complejas se descompongan en otras más pequeñas para su absorción. Haciendo que el cuerpo utilice enzimas para descomponer las proteínas en aminoácidos, polisacáridos (azúcares complejos) en azúcares simples y lípidos (grasas) en ácidos grasos y glicerol.

Para que el cuerpo produzca energía echa mano de la glucosa -azúcar simple- a través del proceso denominado “respiración celular aeróbica”. Esta se basa en las mitocondrias, denominadas “potencias” del cuerpo, que se encuentran dentro de las células del mismo. Estas mitocondrias están involucradas en la señalización intracelular y el metabolismo de aminoácidos, carbohidratos, lípidos y esteroides.

¿Qué nos causa la fatiga?

La fatiga es el cansancio que no se supera con un sueño reparador. Según un estudio no se puede identificar una causa en aproximadamente un tercio de los casos de fatiga.

El mismo estudio sugiere que hay diversas causas por las que se produce el descenso de energías, están relacionadas en su mayoría con la disfunción mitocondrial. Aquí entran a tallar los diferentes estilos de vida que afectan la integridad y la función de sus mitocondrias, como los antibióticos y otros medicamentos, el estrés crónico, las toxinas ambientales, la hiperglucemia y los trastornos del sueño.

¿Cómo podemos fortalecer nuestros niveles de energía?

Debemos incorporar a nuestra dieta alimentos saludables (como: pescado, granos enteros, frutas y verduras), suplementos dietéticos, actividad física regular y minimizar la exposición a toxinas ambientales.
Esto último refiere a consumir alimentos expuestos a pesticidas (en lo mayor posible) y en tanto pueda consuma alimentos orgánicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *