Denuncia sobre robo que grabó las cámaras de seguridad de la vivienda de periodista de oposición no existe

Tras conocerse el allanamiento con descerraje a la vivienda de María Teresa García, editora de política del diario Expreso. Donde se movilizaron dos fiscales, un juez y cerca de 40 policías solo para pedir las imágenes de un robo al paso que grabaron las cámaras de seguridad de su vivienda. Ahora salen a luz nuevos detalles.

En el programa Abre los Ojos, el conductor Beto Ortiz, aseguró, que la denuncia del robo que fue real y que grabaron las cámaras del inmueble de García “no existe denuncia alguna”, es decir, la víctima del asalto nunca denunció el hecho y en consecuencia -no tendría que haber investigación-.

“Nosotros hemos ido a la comisaría del sector a pedir una copia de la denuncia y la denuncia no existe. Lo que han presentado como la razón del allanamiento es una cuartada burda y además muy fácil de descubrir y desmontar. Ese robo que ustedes investigaban nunca fue denunciado”, dijo el conductor de TV.

Luego en la entrevista que el periodista Beto Ortiz le hizo a su colega María García, evidentemente afectada esta última casi con lágrimas narró lo sucedido el pasado miércoles 29 de enero del 2021.

“Con la fiscal es con la primera persona que hablo (…) me dice que tienen una orden de allanamiento y que por favor tienen que ingresar a la casa porque sino ellos van a proceder, porque era una orden de allanamiento y descerraje. Sino abría rompían la puerta”, comentó.

García también indicó que la trataron como si ella fuese una delincuente durante la diligencia, “me trataban como si yo fuese la persona a la que estaban buscando, que había cometido un delito”.

Como se sabe, el mencionado diario donde García es editora en los últimos meses ha realizado investigaciones sobre el mismo presidente de la República, Martín Vizcarra, el ministro del Interior, Carlos Morán, y otros, por lo cual considera que este megaoperativo para obtener las imágenes de un robo común es más un “amedrentamiento”.

María García señaló que la fiscal le informó que le habían enviado pedidos, los cuales fueron puestos debajo de su puerta donde solicitaban acceder a las imágenes de sus cámaras de seguridad. La periodista aseguró que ella nunca los vio, y en consecuencia no tenía conocimiento de los supuestos pedidos.

“Según la nueva ley ya no hay necesidad de que nadie firme. Tiran (el documento) si nadie la recoge mala suerte”, comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *