Ciervos descansan sobre los cerezos en flor en una reserva de Japón ante ausencia de visitantes

La propagación del COVID-19 en el mundo ha hecho de los gobiernos manden a confinamiento a sus habitantes, esta medida ha evidenciado el esplendor de muchos lugares de la naturaleza. Así el Parque de Nara, situado en la ciudad de Nara en el sur de Japón, conocido por sus más de 1.200 ciervos, razón por la cual es visitada por miles de turistas del país este año ha sorprendido.

El Gobierno japonés decretó estado de alarma el pasado 7 de abril, medida que redujo drásticamente la movilidad de las personas, justo cuando se producía el tiempo de floración de los cerezos.

Un día después, se acercaron al parque algunos curiosos para pasear y fueron testigos de un bello escenario, vieron a los ciervos descansando bajo los árboles en flor. Algo poco visto teniendo en cuenta la afluencia de los visitantes en esta época del año para disfrutar de la reserva y dar comida a los animales que allí viven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *