Científicos descubren nuevas vías para tratar el cáncer por metástasis

Descubren que las células que inician el proceso de metástasis –transmitiendo el cáncer a otra parte del cuerpo–, utilizan procesos naturales propios de la reparación de heridas. Lo que permite una nueva vía para encontrar un tratamiento contra la metástasis, responsable de alrededor del 90% de las muertes por cáncer, indicaron los científicos del Instituto Sloan Kettering de Nueva York, liderado por el oncólogo español Joan Massegué.

Este adelanto de la ciencia ya ha sido publicado en la revista Nature Cáncer, además de ser comunicado por el propio Sloan Kettering Cancer Center, proporcionan un marco novedoso para pensar la metástasis y cómo tratarla.

El presente estudio señala que las células iniciadoras de metástasis emplean un truco para propagarse: cooptan las capacidades naturales de curación de heridas del cuerpo.

“Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado -el tumor- en el lugar equivocado, los órganos vitales distantes”, señaló Joan Massagué, director del Instituto Sloan Kettering y director de la investigación sobre un asunto en el que lleva 30 años investigando. El Instituto Sloan Kettering es el centro oncológico privado más grande y antiguo del mundo.

La relación entre la metástasis y las heridas comunes se descubrió gracias a la molécula L1CAM, que se produce en la separación de células y es necesaria en la reparación de las heridas y en la propagación de las células cancerosas.

Con esto, los investigadores intentaron descubrir si esta molécula también está involucrada en el origen de los tumores primarios, desde los que se produce la metástasis. Para ello, practicaron con ratones y descubrieron que no: los tumores se formaron bien sin la molécula.

Lon que permitió a los especialistas señalar que las células madre que forman los tumores son diferentes de las que forman las metástasis.

En conclusión, el estudio demuestra que la metástasis no deriva de mutaciones genéticas sino de una reprogramación de las células –como en las heridas comunes que se producen en la piel por cortes o golpes–, que les permite regenerarse creando metástasis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *