Cerca de 8 hectáreas de bosques del Perú serán adjudicados a privados

En este 2020, el Gobierno de Martín Vizcarra prevé adjudicar unos 8 millones de hectáreas de bosques a empresas privadas para crear proyectos sostenibles que abarca concesiones forestales para extracción de madera, ecoturismo, conservación y aprovechamiento de servicios ecosistémicos.

Así lo indica el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) para reducir la deforestación persistente en el país y combatir la tala ilegal, a través de un plan presentado el último martes.

En el mes de abril se iniciarán las concesiones conforme a una serie de requisitos donde se tendrá en cuenta la solvencia técnica y financiera de los postulantes.

Con estas concesiones también se buscará detener la agricultura migratoria, que ha causado 95 % de la deforestación en Perú y practicada por unas 125.000 familias que ocupan cerca de 1,3 millones de hectáreas.

Para esto, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) deberá aprobar un programa de inversión de 426 millones de soles (127 millones de dólares) acordado con el banco alemán KfW.

«Estos recursos permitirán poner en marcha proyectos que generen condiciones para atraer inversión privada en recursos maderables, en el desarrollo de plantaciones forestales en bosques naturales de forma sostenible, así como en la zonificación», indicó Alberto Gonzáles-Zúñiga, director del Serfor.

En conjunto con Serfor trabajarán los gobiernos regionales como son las regiones amazónicas de Madre de Dios y Huánuco, con los que en los próximos días se suscribirán convenios para reforzar el control del tráfico ilegal de madera ilegal.

Según el Serfor, el 40 % de la madera que produce el país es de origen ilegal, aunque otras instituciones estatales como el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor) afirma que el esta cifra supera el 66 %.

La deforestación en Perú llegó a las 154.766 en 2018 y desde 2001 ha perdido cerca de 2,3 millones de hectáreas por diferentes causas como son la agricultura migratoria, la tala ilegal, la minería ilegal y el narcotráfico. El bosque amazónico del Perú ocupa el cuarto lugar en el mundo y cumple un papel importante ante las amenazas del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *