Benedicto XVI se pronuncia para defender el celibato de los sacerdotes

Presentan el libro “Desde lo profundo de nuestros corazones”, con el subtítulo: “Sacerdocio, celibato y crisis de la Iglesia católica”, escrito por el papa emérito Benedicto XVI y el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Este último crítico del papa Francisco y ahora junto a Ratzinger elaboró un escrito que defiende el celibato sacerdotal, editado primero en Francia.

Benedicto XVI desde febrero de 2013, ha permanecido perfil bajo sobre las decisiones del Vaticano, sin embargo hizo una excepción en abril del año pasado cuando publicó una reflexión sobre la Iglesia y los abusos sexuales.

“Creo que el celibato (de los sacerdotes) tiene un gran significado” y es “indispensable para que nuestro viaje hacia Dios siga siendo la base de nuestra vida”, expresó Benedicto XVI en el diario francés Le Figaro, medio que publicó un anticipo del libro el último domingo.

“No puedo callar”, frase de San Agustín es citada en el material elaborado por Ratzinger y Sarah, informó el mencionado medio, con la que buscan justificar su postura contraria a la ordenación sacerdotal de los hombres casados.

El cardenal Sarah, oriundo de la Guinea francesa, ha sido uno de los mayores críticos de algunas posturas del papa Francisco. El libro que publica ahora junto con Ratzinger se adelanta al que sacará Jorge Bergoglio sobre el Sínodo de la Amazonía donde incluye la propuesta de ordenar como sacerdotes a hombres casados para suplir la necesidad de estos en las regiones más remotas. Propuesta que fue votada y aprobada en el mencionado evento.

«Nos hemos encontrado y hemos intercambiado nuestras ideas y nuestras preocupaciones», escriben Ratzinger y Sarah, asegurando que «lo hacen con un espíritu de amor y unidad en la Iglesia».

Este libro podría dividir opiniones en la iglesia, pero al mismo tiempo dará espacio al debate sobre el rol del papa emérito, algo inédito en la historia de la Santa Sede.

Cabe señalar que lo debatido en el Sínodo sobre la Amazonia, que se desarrolló en el mes de octubre de 2019, en el Vaticano, permite ordenar a hombres casados -no de eximir del celibato a sacerdotes ya ordenados- en casos excepcionales. El papa Francisco debe tomar una decisión al respecto a partir de la propuesta votada por los obispos reunidos en el Sínodo.

Benedicto XVI y el cardenal Sarah pretenden, por su parte, recordar que el celibato es uno de los pilares de la Iglesia católica y que sería peligroso relativizarlo, incluso de modo excepcional.

“El libro es un alegato muy estructurado en justificación del celibato sacerdotal, pero también un poderoso mensaje de apoyo a los curas, a los que ambos autores ven ‘desorientados por los constantes cuestionamientos a su celibato consagrado’”, señaló Jean-Marie Guénois, vaticanista de Le Figaro.

El periodista especializado indica que el libro apertura al debate teológico -algo que se practica tradicionalmente- y que no es una posición frontal entre el papa saliente y actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *