Aves migratorias toman las costas peruanas ante ausencia de bañistas

Numerosas aves, muchas de ellas en pleno proceso de migración hacia el norte del hemisferio, están recolonizando diversos espacios como la Costa Verde y otras playas de nuestro litoral aprovechando el aislamiento social obligatorio impuesto por el gobierno para frenar el contagio por COVID-19.

Fernando Ángulo Patrolongo, presidente de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), dijo que este es un indicio de que se pueden recuperar espacios para las aves, poniendo un control al acceso de los personas.

“Hay una conmoción porque estamos viendo un número de aves que antes no se veían. Hay que entender que las especies estaban antes en esos sitios, pero no en los números que vemos ahora. Esto nos demuestra que se puede recuperar sitios para ellas”.

El ornitólogo refirió que las imágenes que ahora podemos ver en las playas coinciden con una época de migración de las aves y esa es la razón para verlas en un número elevado, pero que ellas tarde o temprano se irán.

“Muchas de ellas ahora están de paso, como la gaviota de Franklin (Leucophaeus pipixcan). Esa ave migra todos los años de Norteamérica hacia Sudamérica. Ahora justamente está de regreso a la parte norte del hemisferio. Hablamos de decenas de miles a cientos de miles y ahora están viniendo de las costas de Chile en camino hacia Norteamérica”.

Indicó que lamentablemente no debemos acostumbrarnos a estas bellas imágenes porque, cuando pase el aislamiento por la epidemia de coronavirus, esas aves ya estarán camino a su destino y, con respecto a las aves que sí son del lugar, éstas se replegarán cuando aparezcan los seres humanos.

“Sin duda hay una recolonización de espacios por la ausencia de personas. Una de las palomas más comunes que hay en las ciudades es la cuculí. Ellas están normalmente en las pistas recogiendo piedritas para moler lo que han comido en sus mollejas, y todo el tiempo están siendo espantadas por los carros y las personas que pasan. Para estas palomas ahora mismo es el paraíso porque nadie las molesta”, anotó.

Aves en el paraíso

Angulo, quien es además investigador principal del Centro de Ornitología y Biodiversidad (Corbidi), comentó que este aislamiento social no tendrá un impacto muy grande en la recuperación de aves en peligro debido a que será por poco tiempo.

“Lamentablemente cuando esto termine, vamos a volver a lo que estábamos antes. El poco tiempo no va a dar espacio para la recuperación de sus poblaciones. Sin embargo, como lección aprendida podemos sacar que si se retiran a los humanos de algunos espacios sí es posible recuperar lugares para ellas”.

Comentó que las aves marinas están también recuperando espacios debido a la ausencia de presencia humana en el mar, sobre todo para la pesca.

“Los humanos sacamos anchoveta todo el tiempo y ahora que no lo hacemos es ideal para las aves y otros animales como los lobos marinos y otros depredadores que deben estar felices porque no tienen que competir por la comida. Esto acabará cuando los seres humanos salgan nuevamente del aislamiento por el coronavirus”, advirtió.

El Perú es el segundo país con mayor diversidad de aves en el mundo, después de Colombia y seguido por Brasil.

El día viernes 6 de marzo de 2020 se confirmó el primer caso de COVID-19 en el Perú en un ciudadano que llegó desde Europa. A fin de contener y controlar la propagación de este virus, el Gobierno declaró el 15 de marzo el
estado de emergencia nacional por 15 días calendario.

La norma estipula el aislamiento social obligatorio de la población, el cierre de las fronteras, la suspensión de actividades laborales del sector público y privado (con excepciones), una bonificación extraordinaria para el personal de salud, la entrega excepcional de recursos a familias de bajos recursos, entre otras medidas.

No obstante, pese a las medidas dictadas, no toda la población acata la orden de permanecer en sus viviendas, razón por la cual el gobierno dictó la inmovilización social obligatoria de 8 de la noche a 5 de la mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *