Amnistía Internacional pide a Perú que aplique Ley de Refugiados a migrantes venezolanos que son impedidos de ingresar

El Perú es criticado por sus políticas migratorias impuestas a los ciudadanos venezolanos que esperan ingresar al territorio andino tras abandonar su país ante la terrible crisis económica que padece, señaló Amnistía Internacional en su informe publicado el último martes.

El Gobierno peruano desde el mes de junio exige una visa humanitaria a los ciudadanos venezolanos, siendo este uno de varios requisitos que solicitan para acceder al país andino que inició en agosto del 2018, ahora es obligatorio presentar el pasaporte vigente. Estas medidas se adoptaron tras el ingreso de 800.000 venezolanos y luego del ascenso de 120.000 solicitudes de refugio desde el 2017 al Perú, precisa la investigación.

Tras ello, la mencionada ONG denuncia que el país andino no cumple con sus obligaciones nacionales e internacionales respecto a los derechos humanos al realizar “prácticas irregulares” en la frontera “sumadas a la restringida interpretación que hace de la protección internacional”.

El informe lleva por título “Buscando refugio: Perú da la espalda a quienes huyen de Venezuela” donde da cuenta sobre el rechazo de decenas venezolanos en la frontera entre Ecuador y Perú, en la ciudad de Tumbes. Muestra testimonios de 41 migrantes entrevistados en noviembre del 2019, así como de muchos funcionarios públicos de entidades involucradas.

Ahí aseguran que Perú “está poniendo a las personas venezolanas en situación de grave riesgo” y que “está negando rotundamente a esas personas su derecho a buscar protección e impulsando una política deliberada de rechazar a las mujeres, hombres y niños solicitantes de la condición de refugio de Venezuela”.

Un caso es de un ciudadano que portaba visa humanitaria y pasaporte, pero este último documento no fue sellado por las autoridades ecuatorianas, y por la falta de este, Perú no le permitió ingresar a su territorio.

Al ser consultado sobre este caso, el director de Asuntos Consulares, Jorge Méndez, dijo a EL PAÍS que, si un ciudadano venezolano porta un visado humanitario y no fue admitido en el país al no portar los sellos correspondientes ecuatorianos, no es responsabilidad de Perú sino de Ecuador. «Si Ecuador no les pone el sello, no nos atañe. Hay un convenio firmado en 2011 por los cancilleres. Mientras no hay un sello, el país no lo puede admitir”, señaló Méndez.

Otro caso es de un venezolano que residía en Perú con el permiso temporal de permanencia (PTP, un documento que creó el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski a inicios de 2017 con el que muchos venezolanos pudieron ingresar a este territorio) pero tuvo que volver a Venezuela ante la muerte de un familiar, a su regreso las autoridades peruanas ya no se lo permitieron ingresar. Sobre caso, Méndez señaló que el PTP “no permite salir. (El migrante venezolano) tiene que pedir un permiso especial a la Superintendencia de Migraciones”.

Finalmente, Amnistía Internacional pide al Gobierno peruano que aplique la Ley de Refugiados, la cual señala que no solo quien es perseguido en su país de origen necesita protección, sino también «quien huye de una grave perturbación del orden público o de masivas violaciones de derechos», según la Declaración de Cartagena sobre Refugiados, firmada por los países latinoamericanos en 1984.

Fuente: EL PAÍS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *